ACOMPAÑA AL DEPORTISTA PERO SIN PRESIONAR

Hoy en día vivimos en un mundo en el que parece que lo único importante es triunfar, obtener buenos resultados y tener éxito. Nos enseñan desde pequeños que tenemos que ser perfectos en todo: ser los mejores de la clase, los mejores del equipo, los mejores en el trabajo, en definitiva, los mejores en todo aquello que hagamos. Bajo mi punto de vista y desde mi experiencia personal como gestor deportivo y entrenador, se somete a los menores a una presión innecesaria e inadecuada para su momento vital y sus necesidades. Esto genera muchas veces frustración, miedo e inseguridades que se hacen patentes tanto en la vida como en el deporte. Con esto solo se consigue crear personas inseguras e incapaces de hacer algo fuera de lo establecido por miedo a fracasar o a no encajar en la sociedad. Por suerte para todos existe un modo alternativo de acompañar y formar a los más pequeños. Últimamente parece que se está poniendo de moda esto de tener un coach o un psicólogo deportivo personal o para el equipo completo. Seguramente muchos deportistas trabajan con ellos desde hace años pero la presión social, como pasa siempre, no les ha dado la oportunidad de hacerlo público al calificarlos de débiles y peores deportistas por tener este tipo de apoyo. Pero, ¿qué es en realidad un psicólogo o coach deportivo y cuáles son sus funciones? Pues, el psicólogo coach es un especialista en comportamiento deportivo que apoya y acompaña a los deportistas en su camino hacia la consecución de sus objetivos, maximizando su rendimiento a través del desarrollo de su propio potencial. En otras palabras, el rol del psicólogo coach consiste en ayudar a los deportistas a descubrir sus fortalezas y áreas de mejora para que ellos mismos sean capaces de superar sus retos y alcanzar sus objetivos. Lo que se intenta es hacer justo lo contrario a lo que todos estamos acostumbrados, se trata de acompañar, no de presionar, ni de decirle al deportista lo que tiene que hacer, sino de que él descubra por sí mismo qué es lo que quiere y hasta dónde quiere llegar. El psicólogo coach simplemente le ofrece herramientas que puedan ayudarle en ese proceso, del cual él siempre será el protagonista, siendo responsable tanto de sus éxitos como de sus fracasos, tomando conciencia y responsabilidad de sus actos en todo momento. Debido a los múltiples beneficios que ofrece trabajar desde la perspectiva de la Psicología Coaching, considero de vital importancia aplicarlo a nuestros menores. Es nuestra responsabilidad tanto como padres, educadores, formadores, entrenadores o cualquier figura que representemos para ellos, dotarles de la máxima confianza y libertad desde el momento en que se inician en cualquier actividad, cuanto más en el deporte ya que acostumbra a ser algo que ellos eligen y desean disfrutar. Por eso debemos ayudarles a descubrir de qué son capaces y hasta dónde pueden llegar poniendo en práctica todos sus recursos personales, así como acompañarles en su desarrollo apoyándoles en la búsqueda de nuevos recursos que les ayuden a crecer con autonomía. Por último, cabe decir que esta tarea no se la podemos encomendar a cualquier persona, igual que no dejaríamos que cualquiera que no fuera médico opera a nuestros allegados. Por eso es importante elegir bien a los formadores que acompañaran a los niños en su desarrollo, acudiendo así a profesionales acreditados de la Psicología Coaching. Por ello, animo desde aquí a todos los clubes deportivos, de atletismo, fútbol, balonmano, etc...a que se atrevan a integrar a esta figura en sus plantillas, al igual que ya lo hacen con fisioterapeutas o preparadores físicos, para ofrecer así a los deportistas una mejor calidad de la práctica deportiva y de su propio desarrollo personal.

Yo lo hice en su momento y fueron mis mejores años en mi carrera deportiva, a mi lado estuvo mi psicóloga Toñi Martos ( www.psicologiaexcellence.com ) y me enseño a sacar lo máximo de mi cabeza con unas herramientas increíbles.


Escribir comentario

Comentarios: 0



SIGUEME EN STRAVA