Buenos consejos para evitar hinchazón e intoxicación alimentar en la cena de Navidad

Los excesos típicos de la cena de Navidad pueden perjudicar tu salud. El exceso de comida y bebidas pueden provocar malestar y problemas que seguramente acabaran con la fiesta antes de tiempo.

Para evitar estas situaciones, aprende algunos trucos para evitar la resaca para evitar la intoxicación alimentaria o etílica y evitar la hinchazón molesta después de la cena.

La resaca es provocada por excesos en la ingestión de alcohol. Se empeora más la situación cuando mezclas diferentes tipos de bebida o tomas alcohol sin nada en el estomago. La resaca del día siguiente viene acompañada de dolor de cabeza, mareos y vómitos. El truco para evitar la resaca es intercalar las dosis de bebida con mucho agua; a cada copa de alcohol, bebe un vaso grande de agua.

Los hospitales se llenan de gente con intoxicación alimentaria después de las cenas navideñas. Eso ocurre cuando por el consumo de alimentos caducados, mal conservados o preparados en malas condiciones de higiene. Los síntomas comunes son mareo, diarrea, vómitos y pérdida de peso.

Para evitar la intoxicación alimentaria, lo mejor es no comer alimentos que están mucho tiempo guardados en la nevera. Si vas a cenar fuera de casa, fíjate si los empleados utilizan guantes para manipular los alimentos y si los ingredientes frescos son guardados en refrigerador.

La hinchazón aparece después de ingerir en exceso alimentos industrializados, con mucho sodio. Salsas listas, artículos de charcuterías y galletas, provocan retención de líquidos e hinchazón en brazos, piernas y barriga.

Para evitar, lo mejor es beber mucha agua, infusiones y zumos naturales. Come frutas ricas en agua, como melón, sandia y naranja.

Lo dicho, no hay nada mejor que una buena alimentación e hidratación para evitar todos estos problemas alimentarios.

 

No olvides compartir esta información con tus amigos de redes sociales.

 

Mucha suerte y que no os pase nada, Feliz Navidad amigos!!




SIGUEME EN STRAVA