DECÁLOGO PARA UNA VIDA SALUDABLE

AUTOR: MARCOS MORENO @MarcosMoreno73 (www.masrendimiento.es)

 

Hace tiempo que venía pensando en escribir algo como esto, sencillo, que posiblemente se pueda encontrar algo similar por la red, pero en +rendimiento no podía faltar. Este decálogo tiene dos autores, el que escribe y mi amigo Vicente Elías, médico del deporte y romántico de la cosa. Espero que os sea de utilidad.

En los comentarios, si queréis, completamos el decálogo.

 

Empezamos. Respecto al ejercicio físico…

 

1.- Realízalo al menos 3 días a la semana. Piensa que tu cuerpo está “fabricado” para moverse, que menos que “darle marcha” la mitad de los días de la semana… Caminar, correr, nadar, montar en bicicleta… actividades todas ellas de base aeróbica (para mover y hacer eficaz nuestro sistema cardiorrespiratorio, entre otras cosas) complementadas con un trabajo de tonificación muscular, para evitar también los latosos dolores musculares (lumbalgias, tortícolis..) y articulares.

 

2.- Abandona el coche, ¡¡camina!! Todo suma. 3 días de ejercicio más todos los días 20 minutos andando… al menos mientras caminas no “involucionas” (y dependiendo de tu nivel puede incluso ser la actividad que necesitas).

 

3.- No uses el ascensor, cámbialo por las escaleras. Con el mismo criterio que dejar el coche. Parece mentira, pero las escaleras mueven el corazón más de lo que parece y te obliga a un trabajo de musculación que no la hace el caminar. Y si las subes de dos en dos ¡¡Ni te cuerpo!! Respecto a la alimentación…

 

4.- Haz 5 comidas diarias. De esa manera “sobrecargas” menos el sistema digestivo y se producen picos de glucosa más bajos. De esa manera se hace trabajar menos al páncreas, aprovechamos mejor los nutrientes y “se engorda” menos.

 

5.- Basa tu alimentación en la dieta mediterránea. Ya sabes de los que hablamos. Se trata de una alimentación equilibrada y más que suficiente para comer saludablemente.

 

6.- Hidrátate con frecuencia, hasta 2 litros de agua al día. Somos un 80% agua. Mantener nuestro “status quo” hídrico favorece las funciones de todos nuestros órganos vitales, incluido el cerebro.

 

7.- Reduce la ingesta de sal. Retiene líquidos y aumenta tus niveles de tensión arterial.

 

8.- Controla tu peso, sin obsesionarte. No sobrecargues las funciones digestivas, cardiovasculares o de locomoción de tu cuerpo. Terminarás pagándolo. Respecto a malos hábitos..

 

9.- Limita la ingesta de alcohol al máximo. Una copita de vino o cervecita en las comidas (y no en todas). Y por supuesto no fumes ni te drogues.

 

 10.- Según vayas cumpliendo años se acrecenta la posibilidad de que te conviertas en un enfermo crónico debido a alguna de las patologías asociadas al sedentarismo: Hipertensión, hipercolesterolemia, obesidad, hiperglucemia, dolores articulares... Si tu carga “genética” respecto a esta patologías no es alta, es posible que puedas controlarte sin ayuda de la medicación. ¿No crees que merece la pena? Vivir más y mejor… algo que siempre ha obsesionado al ser humano que lo tiene ahora más fácil que nunca y sin embargo los niños que nacen ahora empiezan a tener menos esperanza de vida que sus padres por primera vez en la historia… triste, triste, triste.

 

Si son ciertas las estadísticas, en un futuro próximo, ¾ partes de las consultas de atención primaria tendrán que ver con patologías asociadas al sedentarismo. ¿Las bases de este decálogo (o similares) pueden hacer más viable el servicio público de salud? Soy uno de los convencidos de que sí. 

 

AUTOR: MARCOS MORENO. www.masrendimiento.es

@MarcosMoreno73




SIGUEME EN STRAVA